Ha llegado el verano…¿Cómo cuidar mi piel?

¿Te has hecho a menudo esa pregunta cada vez que inicia el verano?  ¿Quieres disfrutar del sol, la piscina y la playa pero no quieres que te salgan manchas o arrugas?

En el verano la luz es más intensa, y depende donde vivas el clima puede ser extremadamente seco o húmedo, haciendo que tu piel reaccione de una forma diferente.

La Radiación ultravioleta en la piel es acumulativa. Esto significa que a mayor exposición solar mayor serán los daños en tu piel a largo plazo.  Serán uno de los responsables del envejecimiento prematuro de la piel dado por arrugas, perdida de elasticidad y manchas oscuras.  Sin olvidar que es el factor de riesgo mas importante para desarrollar cáncer de piel.

Por esto es tan importante saber cuidar la piel en esta época del año.

Estas son las 8 recomendaciones para cuidar  tu piel:

  • Escoge adecuadamente tu fotoprotector solar spf 50 facial contra rayos UVA UVB de acuerdo a tu tipo de piel (sensible, grasa, seca o atópica)
  • Usa bálsamos labiales con protección solar, no olvides que también son sensibles de quemaduras
  • Añade un fotoprotector oral rico en antioxidantes.
  • Realizate tratamientos faciales con vitamina C y ácido ferulico, ya que contrarrestan los daños en la piel producidas por el sol, además de darle un extra de luminosidad natural a tu piel.  Ideal para lucir un piel fantástica en tus eventos sociales.
  • La aplicación de toxina botulínica (botox) evitara que se marquen las arrugas de expresión facial de la frente y el área periocular al estar más expuestos a las actividades  al aire libre.
  • Añade a tu rutina diaria de belleza un extra de hidratación tópica y oral. Tu piel lucirá fresca y podrá defenderse mejor de los agentes externos del medio ambiente, recuerda que el agua oxigena tus células.
  • Aprovecha el clima cálido para comer variedad de frutas y verduras frescas ricas en vitaminas.
  • Elige las primeras y últimas horas de sol para aumentar la producción de vitamina D en tu cuerpo, importante en tu salud ósea.

Las cremas solares mantienen sus propiedades de protección solar después de un año de apertura, siempre y cuando se conserven en un lugar fresco y seco, protegidas del sol.

Ahora que ya sabes como cuidar de tu piel, disfruta al máximo de tus vacaciones.